>
Ir a la página de inicio
   
Inicio

•NECESIDAD

•PRESTIGIO

•ISO 9000

Sanidad alimentaria APPCC
Trazabilidad
MEDIO AMBIENTE

•GESTION RESIDUOS

•VEHÍCULOS FUERA USO

•SGMA / ISO 14000

Ordenación CINEGÉTICA
AGROBIOLOGÍA
VITIVINICULTURA
OTROS SERVICIOS
PETICIONES
CONTACTAR

Área Medioambiental


 

 

Los servicios medioambientales son uno de los puntos fuertes que I T C calidad y medio ambiente ofrece a sus clientes.

Entre estos servicios destacan la Implantación de Sistemas de Gestión Medio Ambiental (SGMA - ISO 14000), los Estudios de Impacto Ambiental y la preparación de Proyectos encaminados a la obtención de los Certificados pertinentes como Gestores o Productores de Residuos Tóxicos y Peligrosos o Centros Autorizados de Recepción y Descontaminación (CARD's).


 

.

Sistemas de Gestión Medio Ambiental - ISO 14000

Fases para la implantación y funcionamiento de un SISTEMA DE GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL

Gestión de Residuos Tóxicos y Peligrosos

En la actualidad, la legislación ambiental está obligando a la mejora tanto del control como del reciclado en si de todo tipo de compuestos; en especial de los Residuos Tóxicos y Peligrosos (RTP).

Muchas empresas que tradicionalmente se han dedicado a dar estos servicios de reciclado a la sociedad, se han visto abocadas a realizar cambios sustanciales en su forma de trabajo. Las Administraciones exigen una serie de requisitos legales que obligan a la realización de determinados proyectos y cambios en el funcionamiento habitual de este tipo de empresas.

Para minimizar esta problemática, I T C calidad y medio ambiente ofrece a sus clientes sus servicios dirigidos a la obtención de los Certificados necesarios para continuar con el reciclado de este tipo de compuestos.

I T C calidad y medio ambiente gracias a la alta cualificación de su personal permite que estos trámites sean minimizados, causando el menor trastorno en su empresa.

Ir a noticias de medio ambiente

Ir a la página principal

Ir a la página de inicio

©www.serca.es

Gestión de Vehículos Fuera de Uso (VFU - CARD's) Servicios ofrecidos por I T C

Situación legislativa

Según datos de la Comisión Europea, se estiman entre 8 y 9 millones los vehículos desechados cada año en Europa; y en España esta cifra alcanza unos 800.000 vehículos/año, con un incremento anual del 6% (Estimación realizada por el Dpto. de Ingeniería de Organización y Logística de la ETSII de la UPM y el MMA).

Alrededor de un 7% de Vehículos Fuera de Uso (VFU) son abandonados en Europa sin tratamiento. Entre 8 y 9 millones de toneladas de residuos provienen de los vehículos de desguace; un 25% del vehículo en peso está clasificado como residuo peligroso, por lo que hasta que estos componentes no sean adecuadamente retirados, todo el vehículo se considera residuo peligroso. La clasificación de los VFU como residuo peligroso está basada en la presencia de componentes y fluidos peligrosos en su interior que pueden liberarse al medio ambiente (Decisión de la Comisión 2001/110/CE).


Los VFU son RESIDUOS y por tanto debe cumplirse las obligaciones de la Directiva 75/442/EECI; los VFU son residuos PELIGROSOS y tienen que cumplir las obligaciones de la Directiva 91/689/CEE.

Esto ha provocado que el sector de la recuperación de vehículos al igual que el resto de sectores pertenecientes a la rama de la automoción (productores incluidos) se haya visto implicado en multitud de cambios originados por estas diferencias de planteamientos tanto por los organismos comunitarios como por los estatales.

Por un lado, los fabricantes no son partidarios del traslado de los VFU hasta los centros de reciclaje ni del coste de adaptación de las instalaciones de los agentes implicados en la gestión de estos residuos. Pese a que en España, la Directiva sobre VFU, es la primera que considera la responsabilidad del productor en términos absolutos. Y por otro, los antiguos gestores no se encuentran adaptados a esta nueva normativa.

La Directiva 2000/53/CE de VFU exige la retirada de dichas sustancias antes de efectuar cualquier tratamiento. Los VFU dejan de ser residuos peligrosos cuando se extrae de ellos los componentes y fluidos peligrosos. Entre los residuos peligrosos encontramos los líquidos de frenos, baterías, CFC's del aire acondicionado, valvulinas, aceites y carburantes.

En la Directiva Europea se especifica la reutilización de piezas útiles, y por tanto esto podría originar nuevas y/o mejores fuentes de ingresos para los nuevos Centros Autorizados de Recepción y Descontaminación (CARD's), en cambio, en la propuesta de transposición no se menciona esta opción.
©Diego del Valle

El Ministerio de Medio Ambiente ha anunciado que una vez publicada la Directiva sobre VFU, no existe razón alguna para demorar la iniciación del trámite administrativo del Real Decreto que la trasponga, sobre la base del acuerdo marco en que se está trabajando desde hace cinco años cuyos objetivos coinciden en buena medida con la Directiva. El Plan Nacional de Residuos de VFU ya ha sido aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 3 de agosto de 2001 (BOE 16/10/01).

La normativa establece que el VFU se ha de descontaminar en un plazo máximo de 20 días naturales, desde que el vehículo entra en las instalaciones. Si el transporte tiene más de 2.000 kg. de tara, el plazo aumenta a dos meses. Tampoco se puede almacenar más de seis meses los residuos especiales que se han obtenido de la limpieza del vehículo.
Pero quizás lo más complejo son los trámites administrativos que se deben seguir. Para empezar, es imprescindible hacerse gestor autorizado e inscribirse en el Registro General. Después, la empresa se deberá declarar productora de residuos ante la Sección de Medio Ambiente de su comunidad autónoma, deberá presentar la Declaración anual de residuos, y trasmitir mensualmente al organismo responsable de su comunidad un resumen del libro-registro de entradas y salidas.

Es también un punto a tener en cuenta que el propietario del vehículo que se da de baja, ha de acreditar que lo ha entregado a un gestor autorizado.


Pasado, Presente y Futuro

.- El Plan Nacional de Aceites Usados ya ha sido sometido a exposición pública. La gestión de estos residuos recibe subvenciones desde 1989 (7,2 millones de € en el 2000) y las cifras de recogida aumentan cada año con interesantes beneficios. Se está elaborando un proyecto para ir reduciendo estas subvenciones sobre la base del principio que todos los organismos ambientales ya utilizan: "quien contamina paga".

Tanto la Directiva Europea inicial como su revisión 87/101/CEE apuestan por la recogida y regeneración como método más indicado para su tratamiento. Después de diez años, la Comisión reconoce que sólo Francia, Luxemburgo y sobre todo Alemania priorizan la regeneración en su legislación. En otros Estados miembros, como España, se favorece indirectamente, con subvenciones, este proceso. Se calcula que en la UE se ponen en el mercado 5 millones de toneladas de aceite al año. Los datos apuntan a que poco más del 60% de los aceites usados son recogidos y tratados y el resto se vierte o se incinera ilegalmente.


.- También el Plan Nacional de Neumáticos fue sometido a exposición pública y se inició el trámite interno dentro del MMA para luego someterlo al Consejo de Ministros. Si bien no existe una Directiva, se considera la oportunidad de elaborar un Real Decreto que regule la gestión de estos residuos especiales.

El aprovechamiento de neumáticos es una actividad relativamente reciente; sin embargo cada vez se amplían más las posibilidades tecnológicas para ello. Aunque no existe una normativa europea específica, tres Directivas contienen preceptos relativos a este flujo de residuos: la Directiva sobre vertidos de residuos (1999/31/CE), la Directiva sobre VFU (2000/53/CE) y la relativa a la incineración. Al igual que tampoco existe, por ahora, una normativa específica que regule este residuo, aunque le es de plena aplicación la Ley 10/1998, de Residuos que introduce en el Derecho español una serie de principios de filosofía ecológica nuevos que hay que aplicar también a los Neumáticos Fuera de Uso (NFU).

.- En cuanto a las baterías, no es complicado establecer un sistema de recogida y retorno. Ya existe una legislación comunitaria específica: la Directiva 91/157/CEE aplicable tanto a pilas como a baterías, al igual que una estatal sobre pilas y acumuladores: Órdenes ministeriales de 30/12/1993 y 25/10/2000 y Real decreto 45/1996, de 19 de enero, en relación con las Directivas 91/157, 93/86 y 98/101. Las baterías de automoción son el residuo más reciclado que existe porque la sustitución se realiza en mayor parte en talleres con un porcentaje global de reciclado de 85% y en Europa de 95%, según cifras de Naciones Unidas.

A modo de resumen

La normativa actual deja claro un aspecto que quizás hasta ahora no había sido explícito: el vehículo es contaminante durante todo el ciclo, y no deja de serlo una vez está en la planta de tratamiento. Por eso, uno de los aspectos en los que más se ha incidido es en la descontaminación total del VFU. Esta claro, ningún gestor podrá desguazar un vehículo si antes no lo ha descontaminado de los elementos tóxicos. Cada uno de estos materiales se deberá llevar posteriormente a un gestor autorizado que tratará cada residuo.
A día de hoy, se calcula que se recupera un 85% de los materiales de lo vehículos, pero esta cifra recoge el tratamiento que hacen los diferentes gestores que se ocupan de todos los materiales del vehículo: aceites, baterías, líquidos... Si tenemos en cuenta la parte del coche que recupera el desguazador, el porcentaje es del 60%. El resto, los BRA, son la parte no metálica, aquellos residuos que se fragmentan, pero no tienen posibilidad de reciclarse y acaban en el vertedero. La legislación europea prevé que antes de triturar, se han de extraer todos los elementos metálicos, incluso aquellos que en la práctica actual se fragmentan.

No hay dudas de que los requisitos técnicos de la Directiva y del Nuevo Plan de Vehículos al final de su vida útil obligará a muchas empresas del sector de desguace a adaptarse o cesar sus actividades. Ha surgido una nueva figura, la de los Centros Autorizados de Descontaminación (CARD's), cuyas características técnicas deben impedir que las operaciones en ellos realizadas produzcan contaminación de los suelos, agua, aire y paisaje. Para adaptarse a estas nuevas técnicas de tratamiento, I T C calidad y medio ambiente ofrece a sus clientes sus servicios dirigidos a la obtención de los Certificados necesarios para conseguir la autorización como Centros Autorizados de Descontaminación. Para ello, deberán disponer de pavimentos impermeabilizados, sistemas de recogida de derrames, equipos de separación y tratamiento de las aguas de vertido e instalaciones de almacenamiento seguro de los productos peligrosos separados de los vehículos. Estos centros serán de vital importancia a la hora de conseguir que se puedan cumplir los objetivos de reutilización, reciclaje y valorización fijados para los próximos años.

I T C calidad y medio ambiente se ofrece a llevar a cabo todos los trámites desde su planteamiento inicial, incluyendo Sistemas de Llave en Mano:

  • Gestiones con las administraciones para la obtención de subvenciones
  • Trámites administrativos
  • Estudios de Impacto Ambiental (EIA) aplicable según Ley 6/2001 en determinados proyectos.
  • Desarrollo del anteproyecto, realización del estudio previo
  • Previsión de técnicas a utilizar en la adaptación de las instalaciones existentes para convertirse en CARD
  • Gestiones comerciales para la adquisición de Equipamiento
  • Obra Civil, Infraestructuras
  • Puesta en marcha del Sistema
  • Gestión del proceso normal de funcionamiento
  • Mejora del reciclaje y sus procesos procedente de los VFU, mediante estudios de I+D

 

Copyright®ITC Calidad y Medio Ambiente. Todos los derechos reservados.

Aviso legal

Si desea expresar algún comentario acerca de esta página web, póngase en contacto con el Webmaster